viernes, 24 de octubre de 2008

LAURA & CINTA






Todo empezó aquel día en que la madre de Laura le mandó a comprar manzanas al mercadillo. De repente se encontró a su amiga Cinta y le dijo:
- Mi madre me ha mandado a comprar manzanas
Cinta dijo:
-¡Ah! Pues mi madre me ha mandado a comprar mandarinas. Ah, si quieres vamos juntas - dijo Laura y Cinta contestó que sí.

Cuando iban caminando por el mercado, les pareció ver un billete de 100€ pero siguieron caminando. Pero cuando llevaban 3 metros más adelante reaccionaron y Cinta le preguntó a Laura si ella también había visto un billete de 100€. Laura contestó que sí y fueron corriendo. Lo cogieron y pensaron en cambiarlo y en repartírselo. Serían 50€ para cada una. Se fueron para casa y se despidieron. Cinta caminaba hacia casa y tenía que pasar por el campo. Ella tenía un poco de miedo y entonces empezó a correr y se le cayeron todas las mandarinas por el suelo. Se dio la vuelta para cogerlas y un hombre que se le acercó le dijo: - Dame una mandarina. Y Cinta le dio 4 para que tuviera para todo el día y el hombre parecía que quería más y empezó a molestarla todo el camino. De repente, Cinta empezó a ver algo blanco y cuando iba más adelante vio que era una furgoneta y pensó: "Es mi salvación para que el hombre me deje en paz". Pero cuando ya estaba al lado de la furgoneta no vio a nadie y el hombre que llevaba detrás molestándola la cogió, la metió en la furgoneta, la encendió y se fue.
La madre de Cinta estaba preocupada y llamó a Laura pensando que estaría con ella y Laura le dijo: - Yo estoy en mi casa. Me fui hace mucho rato y cuando la madre de Cinta colgó Laura ya se empezó a preocupar.
La madre de Cinta llamó a la policía y le dijeron: - Hasta que no pasen 24h no podemos hacer nada y tuvo que esperar. Cuando por fin pasaron 24h, la madre de Cinta ya estaba muy asustada, llamó y la empezaron a buscar. Se tiraron 2 meses sin encontrarla y un buen día la policía la encontró dormida y encerrada en una cabaña en el campo. Cuando despertó, y su madre se enteró, decidió mudarse a la ciudad y cuando Laura su amiga la vio se alegró muchísimo. Al cabó de 2 años pillaron al hombre y lo condenaron para toda su vida.
Publicado por: Sonia del Río Moreno

1 comentario:

Aula Oberta dijo...

mui bien sonia te has motivado eso es bueno xd mui bien