jueves, 28 de abril de 2016

facción


 Abnegación 

El día en que tengo que elegir.
Me da mucho miedo a ser algo que no me pega, un lugar donde no pertenezco.
Así con miedo me dirijo a que me hagan las pruebas, no quería hacerlas pues sabría que tarde o temprano me separaría de mis amigos y familia.

Hice las pruebas y salí abnegación, por mi mala suerte he dejar a mis amigos de toda la vida y a mi familia pero creo que ahí encontrare lo que busco, encontrare mi sitio.

En abnegación nos enseñan a ayudar a la gente, a ser amables, a pensar menos en nosotros mismos y mas en los demás, por que los demás realmente son importantes y seria egoísta pensar en mi misma.

Vestimos de gris con pelo recogido todos por igual.

Ayudamos a los sin techo, ya que realmente no nos gusta ver sufrir tanto a la gente, en el fondo todos somos iguales.




Erudició





Hoy es el dia que me toca elegir a que faccion pertenezco . Me ha tocado ERUDICION los de la erudicion son los mas inteligentes lo saben todo, al momento de elegir muy nervioso todos los de la sala estaban callados y serios nadie hablaba. En un programa de television de preguntas puedes ganar muy facil porque lo sabes todo eres el mas intelegente de la sala.





verdad

 VERDAD 




Era el dia de las elecciones para elejir de que faccon querias ser. Tenia muy claro que queria ser de la faccion de osadia y llegue alli bastante convencido de que queria ser de osadia, pero algo me ocurrio en el momento de las elecciones, senti una rara sensacion como de que no estaba haciendo bien, notaba como si la faccion de verdad me llamase, estaba confuso y no sabia que hacer pero finalmente me decidi por la faccion de verdad porque me puse a pensar que en la de osadia no pintaba nada que mi sitio era en la faccion de verdad, i esa fue mi eleccion final.





No sabía qué hacer,todo dependería de lo que eligiese pero pensar que, si no pasaba las pruebas sería un sin techo,un desprecio de la sociedad y no podria salir de ahi por nada del mundo.
Pero me dispuse a tomar una gran decisión.Me levanté,caminé diez pasos y,mientras me acercaba a los cuencos de metal pensaba.¿Cómo me represento mejor?,¿dónde encajo perfectamente?Y cuando estaba a punto de escojer osadia, pensé para qué vivir al límite cuando diciendo la verdad puedes vivir igual pero sin tanto riesgo de muerte y sin pensarlo más cogí el cuchillo e hice un corte superficial en la palma de la mano.
En ese momento,pensé miles de cosas pero no se por qué hice cómo si no tuvierna importancia y la gota se precipitó sobre los cristales,y empezaron a aplaudir en ese momento sabía que no sería facil.
Al salir nos llevaron a una esplanada y había cuatro casas de madera con una letra y un numero en el lado superior izquierdo de la puerta.Nadie sabía nada y nos fueron colocando en las puertas,al entrar nos decían dos cosas de un tema aleatorio y teníamos que adivinar  cual era mentira y cual verdad a base de las expresiones faciales.Pero me decidí a fijarme en la voz y dije que la mentira era la primera y sin respuesta me dijo abre esa puerta y vete en ese momento perdí la conciencia.
DIVERGENTE


Hoy es el gran día, hoy, por fin, sabré a que facción pertenezco.
Escogeré la facción de Osadía, por mi manera de ser, porqué me gusta el peligro y sentir la adrenalina sentirla por mi cuerpo, soy adicto a la adrenalina, por eso escojo Osadía.
La prueba que tuve de superar no creáis que fue tan difícil, solo tuve que escalar un edificio en ruinas sin ningún objeto de seguridad. 
Así fue como me convertí en uno más de Osadía.

 

MI FACCIÓN


Hoy es el día decisivo, hoy debo escoger a qué facción pertenezco.
Tengo muy claro lo que soy y lo que eligiré.
Se que soy de osadía porque me caracterizo por ser una chica que se enfrenta a todo lo que le rodea, a enfrentar mis miedos y luchar a todo lo que pueda.
Ha llegado el momento de levantarme y elegir ante todos lo que quiero ser.
Desde ahí voy a enfrentarme a todos.
Toca demostrar que soy de osadía y la primera prueba a la que me enfrento es en una ciudad y consiste en pasar de edificio a edificio con una cuerda.
Tengo que ser muy valiente para saltar con solo una cuerda.
Siento que debo saltar para que me acepten en osadía.
Tengo miedo porque, si no salto bien, me caeré pero tengo que enfrentarme a eso. Es saltar y entrar en la facción o no saltar y no entrar.
Poco a poco, entrenando, puedo llegar a superar las pruebas.